June 28, 2019

May 30, 2019

April 11, 2019

Please reload

Entradas recientes

Palabras corpóreas

February 14, 2019

1/2
Please reload

Entradas destacadas

El Proceso de Medición de un Intangible a través de la danza, el trabajo en equipo y la emoción contenida.

Las preguntas que plantea un reto como el del título corren en paralelo a la sentencia de Robert Borofsky: definir la cultura es como intentar enjaular al viento. Además, no todo es deseable de ser medido. Sobre todo si, por defecto, escoramos la medición de la cultura hacia el ángulo economicista, único momento en el que periodismo de titulares se fija en la cultura como elemento de transformación social. Perdón, económico.

La revisión bibliográfica académica, en su grueso, también padece la misma dioptría. Aunque hay excepciones, sobre todo desde los journals ingleses, que abren el camino en la investigación de los impactos sociales de la cultura desde perspectivas allende el dólar. Pero aún estamos muy lejos de establecer un canon que cristalice nuestro despertar creativo a través de las artes, que nos sirva para fraguar una reflexión crítica con la sociedad que antes no teníamos y otros ítems de empoderamiento individual que se tornan en colectivos. Y la cultura, lo sabemos quiénes estamos leyendo este post, es la fuente de todo ello. Lo sabemos, pero, ¿cómo lo demostramos? 

Con el proceso de medición de Nuevos Creadores, se intenta, por qué no admitirlo, enjaular el viento. O dicho de otra manera, poner cifra a la intuición, tal y como se reseña unas líneas atrás. Pilotar un avión que no sabemos a dónde nos conducirá, y que estamos aprendiendo a manejar mientras ascendemos. Estamos testeando, en definitiva; definiendo un marco teórico que aglutine las diversas opiniones que tienen los agentes implicados en poner en marcha el proceso (artistas, comisiones de padres y madres, la dirección del centro, universidades, gestores culturales…), diseñando unos indicadores VIABLES de tomar, aterrizando el tecnicismo para ser entendido por neófitos y aproximarnos a un relato que, efectivamente, corrobore que hay un antes y un después. Que el trabajo en equipo, la expresión corporal, la heterogeneidad de los participantes y su vinculación (tanto de manera directa como indirecta) inoculan profesionalización para sus promotores/as, aprendizaje para los alumnos/as y un clima de seguridad y control para todos/as, que se filtrará por todas las rendijas de sus vidas diarias y a largo plazo. Y que, por supuesto, se palpe en el ambiente, en su entorno más cercano, Leganés, y en toda su esfera social.  O lo que es lo mismo, que las presentaciones de final del proyecto, que tendrán lugar en mayo y de las que pronto os daremos detalles, no son el fin, sino el medio.

Álvaro Fierro

alvaro.fierro@cultumetria.com

@cultumetria

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos