© 2017 Colectivo Lisarco 

June 28, 2019

May 30, 2019

April 11, 2019

Please reload

Entradas recientes

Palabras corpóreas

February 14, 2019

1/2
Please reload

Entradas destacadas

La memoria de Colectivo Lisarco

Recién estrenado el nuevo trimestre, hablamos con Aiala Urcelay, miembro de Colectivo Lisarco, para entrevistarle y pedirle que comparta con nosotros su Memoria relativa a los meses transcurridos junto a Trabenco.

 

Aiala, háblanos del proyecto Nuevos creadores. ¿Es la primera vez que se lleva a cabo?

 

Sí y no. Como proyecto colaborativo, sí. Pero, en el año 2011 ideamos un nuevo proyecto al que denominamos de la misma manera, y cuyo objetivo principal era crear una pieza de danza en un tiempo determinado con un grupo de personas con y sin diversidad funcional. El objetivo final de aquel proyecto era similar a éste.

 

Para contactar con las personas con diversidad funcional nos pusimos en contacto con Fundación Síndrome de Down, entidad que encontró el proyecto muy innovador y que colaboró con nosotros/as en la gestión y coordinación del mismo. Los resultados fueron muy satisfactorios tanto personal como artísticamente, surgieron sinergias muy enriquecedoras, así que nos planteamos una continuidad, dando lugar a nuevas y puntuales colaboraciones entre las dos entidades.


En el curso 2015-2016 una nueva edición de "Nuevos creadores" se puso en marcha en el Colegio de Educación Especial Los Álamos de Madrid. En esta ocasión el objetivo  fue aprender de la danza, las artes plásticas y los procesos creativos, comprometiéndonos a crear una pieza interdisciplinar a lo largo de un año académico. El resultado final se puso en escena en junio, durante la semana cultural del colegio.

 

Estas dos experiencias nos mostraron que un reto que parece imposible a primera vista se puede conseguir con más facilidad de lo que imaginamos. Hemos intervenido en otras ocasiones en talleres puntuales con otras comunidades y hemos ido descubriendo que los miembros del colectivo compartimos una metodología que se ha ido forjando durante estos años, y que tenemos capacidad para animar a la creación colectiva en grupos diversos, consiguiendo finalmente cocrear una pieza de danza con otras personas que no tienen una experiencia previa.

 

Entonces,  no es la primera vez que co-creáis con un grupo ajeno a Colectivo Lisarco, pero ¿es la primera vez que lleváis a cabo “Nuevos creadores”, en un centro público ordinario?

 

Sí, es la primera vez que este proyecto se desarrolla en un centro educativo ordinario y con toda la comunidad educativa. Tomar conciencia de que teníamos esa metodología común nos dio mucha seguridad y ganas de plantearnos otro reto. Funcionaba en talleres puntuales con público diverso, ¿serviría entonces ese método para trabajar en un cole con una comunidad educativa? Poder llevarlo a cabo con el CEIP Trabenco de Leganés nos posibilita abrirlo a toda la comunidad educativa y tener una repercusión mayor, y es un centro educativo que nos da la confianza suficiente para emprender esta nueva aventura, aprender y luego poder repetirlo en otros centros educativos.

 

En otros post ya hemos hablado de vuestra visión de la creación colectiva. Háblanos tú de vuestras intenciones respecto a la diversidad.

 

Hay en nosotros/as una intención artística y educativa, englobada dentro de un enfoque crítico de transformación cultural y social. Nos gusta todo aquello que incluye, integra y aúna. Consideramos la diversidad una riqueza, y la inclusión un derecho.

 

Sabemos de la capacidad de nuestros/as compañeros/as como artistas profesionales y desde Colectivo Lisarco pretendemos que, el hecho de ser personas con o sin diversidad funcional, no sea una etiqueta que excluya para así, juntos/as como parte de una misma sociedad, encontrar otra manera de nombrar la realidad, una manera menos segregadora y humillante. Y, eso sí, que se mida a un artista por su arte, porque un/a profesional, por el hecho de que tenga o no tenga un cromosoma determinado, no puede ser excluido/a. Es el resultado del ejercicio profesional lo que debe de tenerse en cuenta, su talento para hacer música, bailar, crear obra plástica, etc.

 

Colectivo Lisarco es un testimonio vivo de lo que digo. El espectáculo de calidad habla por sí solo.Pone ante los ojos del público una realidad que demuestra que esas etiquetas segregadoras y estigmatizantes no responden a lo que tienen ante sí: una bailarina o un bailarín que derrocha capacidad artística y sensibilidad, y que merece ser reconocido por su profesionalidad.

 

Una de nuestras metas prioritarias, cuando nos decidimos a presentar el proyecto “Nuevos creadores” a la convocatoria “Claves” de la Fundación Daniel y Nina Carasso, fue contar con el apoyo de CEIP TRABENCO, y que en el centro considerasen que con nuestra presencia y colaboración reforzaríamos su deseo de ofrecer una valoración positiva de la diversidad y el carácter inclusivo de su centro. Y afortunadamente así es, ambas partes coincidimos totalmente en ese principio como guía de la acción pedagógica cotidiana.

 

¿Ha resultado CEIP Trabenco ser tan buen aliado como pensabais?

 

Sí, la acogida a Colectivo Lisarco y la aceptación al proyecto ha sido cálida y total por parte de la dirección, el claustro y las familias. Las niñas y niños admiran mucho la capacidad artística de todos/as nosotros/as, y aunque al inicio hubo sorpresa, tienen mucha experiencia de relación con otros compañeros y compañeras con diversidad funcional y para ellos no es algo raro. Quizá lo más novedoso sea ver a una persona con síndrome Down coordinar una actividad, hacer propuestas, responder a dudas, ofrecerse como modelo en un momento determinado. Pero con mucha naturalidad y en escaso tiempo, ha surgido una relación con nosotros/as muy natural y de confianza.

 

Para Colectivo Lisarco la experiencia está siendo muy positiva. Nos ofrece la posibilidad de adquirir experiencia en un campo de la profesión, la docencia, en la que no todos anteriormente habíamos actuado. Nuestro papel no es el de enseñantes, pero, en muchas ocasiones tienes que conseguir la atención del grupo infantil y hacer una propuesta, y te preguntan y debes contestar cómo se hace tal cosa o para qué, por qué… Compartes, en definitiva, tu “saber” y “tu saber hacer”, y esa es una manera de “enseñar” que te convierte ante los ojos de niñas y niños en un “profe”. Si analizamos a los/as componentes del colectivo, algunos/as tienen mayor o menor facilidad con el lenguaje oral, pero todas y todos nos autoexpresamos corporal y mímicamente, y funciona: se producen momentos de mucha expectación, los/as niños/as observan cómo bailamos con mucho respeto.

Moverse en espacios sociales normalizados “como un especialista” es un refuerzo profesional muy bueno, muy diferente a participar en un teatro más vinculado al ámbito social. No es igual que te permitan divertirte “haciendo como si fueras bailarina” a que te reconozcan como “una bailarina de la que quieren aprender”. En este sentido, el simple hecho de estar y ser activos/as está siendo muy importante, especialmente para los/as compañeros/as con diversidad.

Y tengo que decir que la relación con las tutoras y tutores, así como con la profesora de educación física para nosotros/as está siendo muy buena e interesante, directa y fácil.

 

¿Entienden las niñas y los niños el objetivo de este proyecto?

 

Sí. En otros post de este blog así se ha ido viendo: son activos/as, participativos/as y creativos/as. Son bulliciosos/as, como todos/as a estas edades, y necesitaron tiempo para empoderarse del proyecto. Pero lo cierto es que, al finalizar el trimestre, ese objetivo lo han alcanzado: saben qué estamos haciendo juntos/as y aportan muchas ideas.

 

Por otra parte, llama la atención el alto nivel de respeto e interés, y el apoyo mutuo que tienen con sus compañeras y compañeros con necesidades educativas específicas, y cómo facilitan su integración en el proyecto. Se ve que saben estar y convivir con la diferencia. Es algo que tienen muy trabajado.

 

A Colectivo Lisarco nos están valorando muy positivamente, así lo expresan abiertamente. A mí me parece que poder colaborar con personas con diversidad que, por su cualificación puedan aportarles conocimientos específicos en materias artísticas, constituye una verdadera educación en valores que solo la relación humana puede proporcionarles. Para las familias, que sus hijos e hijas vivan esta experiencia, así como poder compartirla y participar de ellas, les aporta una visión más inclusiva de la sociedad actual, y fomenta actitudes más empáticas y solidarias con los demás, además de formarse artísticamente. Por tanto, estamos sintiendo que contribuimos a desarrollar la función transformadora que la escuela debe desempeñar, como pretende el proyecto educativo del centro y trabajando a favor de nuestro propio ideal de colaborar en la construcción de una sociedad más equitativa.

 

El último mes he disfrutado viendo que ya hay un gran avance. Entienden muy bien que hay un lenguaje propio de la danza, han asimilado muy bien las técnicas de Rudolf Van Laban, y, para mí ha sido muy satisfactorio contemplar como libremente se organizan y se explican unos a otros este tipo de técnica para hacer sus figuras grupales o colocar el propio cuerpo en el espacio.

 

¿Qué os llevó a elegir al Colegio Trabenco?

 

Es un centro inclusivo. Lo sabíamos porque Guiomar, compañera de Colectivo Lisarco, nos había hablado maravillas y su hermano estudio en él. El colegio Trabenco cuenta con un aula de apoyo específico para alumnado con TEA (Trastornos de Espectro Autista) y atiende al alumnado con Necesidades Educativas Especiales diversas (TDHA, Trastornos Específicos del Lenguaje, Discapacidad Intelectual...). Esa fue una de las razones que nos llevó a pensar en Trabenco para sacar adelante este proyecto colaborativo. Por supuesto tanto el alumnado y como el profesorado de apoyo están participando activamente en el proyecto.

 

Pero además CEIP Trabenco nos ofrecía otra garantía: en el ámbito artístico contamos con algunos padres/madres que son músicos/as, maestros/as de educación musical, técnicos/as de sonido e iluminación, profesores/as de artes escénicas y licenciados en Bellas Artes.

 

 

Asimismo, el proyecto educativo siempre ha tenido una orientación e inclinación natural hacia el arte en todas sus disciplinas, pero especialmente en la faceta teatral y plástica. Cuando tomamos la decisión de invitar a Trabenco a participar en el proyecto, en el centro ya se desarrollaban de manera cotidiana actividades musicales, dramáticas y plásticas muy diversas, a través del área de educación artística, así como a través de otros contextos educativos como los talleres y rincones. El pasado curso, por ejemplo, se desarrolló un taller dramático-musical para los/as pequeños/as y otro de danza para los mayores, y desde hace varios cursos se desarrolla un taller de análisis y producción audiovisual para todas las edades.

Paralelamente se estudian aspectos relacionados con el arte en numerosos proyectos de investigación, desarrollados por el alumnado y realizados en diferentes tipos de agrupamientos y contextos.

 

Y también hay eventos periódicos en la vida cotidiana del centro en los que el arte tiene cabida y un papel relevante, actuaciones, exposiciones e instalaciones realizadas por toda la comunidad educativa. Así que era un ámbito muy propicio para desarrollar Nuevos creadores tal y como nosotros/as habíamos concebido el proyecto inicial. Llegar a acuerdos y consensos nos parecía muy sencillo en este centro y facilitaba la adaptación.

 

Su respuesta inicial confirmaba nuestras intuiciones previas: “la planificación y tipología de todas estas actividades, tanto las lectivas como las no lectivas, varía cada curso en función de la actualidad del entorno cultural y las necesidades, intereses y circunstancias de la comunidad educativa, aunque algunas se mantienen a lo largo de varios cursos. Por tanto, hay muchas posibilidades para que el proyecto presentado pueda desarrollarse a través de todas estas situaciones y contextos educativos, tanto dentro como fuera del horario lectivo, siempre y cuando se acuerden y coordinen adecuadamente con el claustro y la comunidad educativa para no interferir en el desarrollo de otras muchas actividades que se realizan”.

 

Vuestra intención es, a través del arte, transformar la sociedad hacia la inclusividad. ¿Crees que la experiencia nos aproxima a esa meta?

 

Creo que sí. Nos sentimos incluidos/as y parte activa. No es una actividad de taller más. Está siendo una experiencia compartida y colaborativa, tira abajo los tabiques del aula. El proyecto se desarrolla en periodo lectivo, y transforma los distintos espacios del centro, está siempre presente, dejando huellas por los pasillos y el patio. Participan las dos etapas, todos los ciclos, en grupos heterogéneos.

 

Contamos con la decidida participación del claustro y del AMPA; se ha creado una comisión de madres y padres, “TrabenCocrea” para apoyar el proyecto.

La disponibilidad, presencia y trabajo coordinado con las tutoras y tutores va siendo progresivamente cada vez más estrecha.

 

Disponemos de las instalaciones del centro, aquellas que están acondicionadas para la práctica artística (aula de música, aula de plástica, el gimnasio que cuenta con escenario, la biblioteca). Concretamente, las actividades musicales, de dramatización y danza se desarrollan en el gimnasio y el aula de música, pues cuentan con espacio diáfano. Asimismo, las actividades plásticas se han venido realizando en el taller de plástica, el aula de usos múltiples y las propias aulas de cada grupo, en el pasillo, patio, y contando con los recursos y materiales que puedan proporcionarse desde la cooperativa del AMPA y el propio centro.

 

En resumen, ¿qué aspectos te parecen interesantes y necesarios para poder hacer de Nuevos creadores un proyecto colaborativo?

 

Creo que ha sido positivo que, antes de venir nosotros/as a implementar el proyecto, lo hubieran aprobado en Consejo Escolar, y que toda la comunidad educativa estuviera dispuesta a cooperar y colaborar. Eso  facilitó el comienzo porque, partiendo de una idea original nuestra, el claustro y la dirección han colaborado en la adaptación del modelo a sus propias características.

Es un proyecto muy contextualizado: el equipo directivo respalda esta decisión y se compromete a incluirla como propuesta de mejora para el próximo curso en el documento de Memoria 2016-2017, así como a incluir su planificación en el documento de Programación General Anual del curso 2017-2018.

El proyecto educativo de centro aboga por el desarrollo integral de la persona, valorando las diversas inteligencias y posibilitando el desarrollo de las capacidades propias de cada individuo y su libre expresión a través del uso de los múltiples lenguajes existentes; eso ha sido muy importante para nosotros/as, que pretendemos una creación colectiva haciendo convergencias de diversos campos y lenguajes artísticos.

 

Para nosotros/as, como para el resto del centro, el período de adaptación ha sido complejo; y es que a principios de curso tanto la dirección, como el claustro y el alumnado están viviendo su propio proceso de adaptación y de organización. Aún así, desde el inicio nos han facilitado disponer de iniciativa e independencia, y poco a poco se ha ido produciendo un proceso compartido, encontrando momentos para la coordinación, el diálogo y la colaboración.

 

Por otro lado, Leganés es un distrito municipal muy preocupado y ocupado en la escuela pública, la diversidad y la inclusión, y eso ayuda; también hemos establecido contacto con los técnicos del Ayuntamiento.

 

En las cercanías de Trabenco está el Colegio Público de Educación Especial “Alfonso X el Sabio, y en el marco del Día Internacional de las Personas con Diversidad Funcional hemos representado un extracto de nuestra última producción escénica, “Synectikos”. Para nosotros/as llegar cada vez a ámbitos sociales más amplios, extendiendo la inclusión y la diversidad y dando la oportunidad de gozar de esa riqueza, es muy satisfactorio.

 

Asimismo, fuera del ámbito del colegio, el municipio cuenta con varios centros culturales con salas acondicionadas para artes escénicas y exposiciones culturales, uno de ellos muy próximo al centro (C.C. Rigoberta Menchú), así como con la escuela Municipal de Música Pablo Casals. Es nuestro objetivo, poco a poco, tomar contacto con ellos e integrarnos en el entorno todo lo que sea posible.

 


 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos