© 2017 Colectivo Lisarco 

June 28, 2019

May 30, 2019

April 11, 2019

Please reload

Entradas recientes

Palabras corpóreas

February 14, 2019

1/2
Please reload

Entradas destacadas

Otra forma de aprender

Acuerdos relativos al desarrollo del proyecto entre claustro y Colectivo Lisarco

 

Un proyecto colaborativo entre un colectivo ajeno al mundo escolar y una escuela genera una manera diferente de aprender. Se crean nuevos ambientes de aprendizaje. Se abre una ocasión comunicativa en la que se permite a niñas, niños y personas adultas expresarse, interrelacionarse, interactuar en ambientes y climas distintos a los habituales pero vivos y creados conjuntamente, desde formas artísticas y estéticas, y centrados en la emoción, el sentimiento, las sensaciones, la conciencia corporal.

 

El solo hecho de que bailarines con síndrome de Down dirijan una sesión de danza dentro de un centro educativo supone un cambio en la percepción del mundo para las niñas y niños presentes en la sesión. El medio hace el mensaje y desde el taller de plástica escénica se van transformando los espacios del centro y del patio, generando nuevos lugares de encuentro y otro tipo de interacciones mediadas por la danza. Los roles de profesor, profesora, madre, padre, alumno/a, hijo/a, en situaciones de diálogo abierto y creatividad que se van produciendo en las sesiones, son una fuente de disfrute para grandes y pequeños y un modo lúdico de relaciones transgeneracionales. Conectividad, transversalidad, inclusión, equidad como agentes activos produciendo cultura, no actuando como simples consumidores de cultura.

 

Este proyecto no busca formar actores, directores, coreógrafos, escenógrafos o músicos, sino que pretende favorecer la comunicación grupal, la creación, el encuentro y el descubrimiento de nuevas maneras de vincularnos para producir juntos un juego dramático en complicidad, con placer e implicación entre todas y todos los participantes, emocionalmente, kinestésicamente, dando e interpretando respuestas verbales y no verbales, realizando actividades gestuales, mímicas, corporales, auditivas, visuales, olfativas, táctiles, y no limitando el aprendizaje a una experiencia intelectual. Es importante el producto, el resultado, pero apasionante y vivo el proceso puesto en marcha, lleno de descubrimientos sobre aspectos de uno/a mismo/a, ya que cada participante hace algo que antes no sabía que podía hacer, y la sorpresa y el asombro le animan a atreverse a ir más allá.

 

Aprender a actuar como un grupo, como un conjunto social y artístico, y experimentar cómo trabajar y vivir juntos/as es la gran aportación del proyecto Nuevos Creadores. Conseguir algo juntos/as requiere de negociaciones, consensos; hacerlo en horizontalidad en un grupo transgeneracional da pie a muchas situaciones en las que las personas adultas necesitan aprender tanto o más que las niñas y niños.

 

A lo largo del trimestre se han producido grandes cambios. De la desorientación inicial al empoderamiento. Niñas y niños crean y recrean la historia, el guión, y se meten dentro del relato interactuando con temas, conceptos, personajes o ideas, utilizando las inteligencias múltiples, y facilitando la competencia cultural y artística, lingüística, social y de ciudadanía afectiva, de autonomía e iniciativa personal, así como su competencia para aprender a aprender en situaciones de vida, descubriendo su propia capacidad de “autoría” y sentido de propiedad sobre su propio aprendizaje en el campo de la literatura, música, pintura, escultura, arquitectura, danza… ¡y eso que simplemente estamos bailando, creando espacios escénicos, conectando con la música de una manera libre y espontánea!

 

 

El diálogo es la herramienta de una creación colectiva

 

Sin sentarnos juntos/as a hablar es difícil hacer algo colectivo. El diálogo es imprescindible para que haya horizontalidad, y todas y todos tengan la oportunidad de aportar aquello que pueden y quieren. Una cultura de tarea requiere mucha organización consensuada.

 

Una vez en marcha el curso escolar ha sido posible un mayor contacto entre las tutoras y tutores y Colectivo Lisarco. Los lunes se establece un encuentro para prever la marcha semanal y valorar lo realizado. Además se abre un grupo en la nube que permite comunicación continua y compartir documentación.

 

Inicialmente Colectivo Lisarco planteó trabajar hora y media con cada ciclo (50 niños y niñas divididos en dos talleres: danza y plástica). Pero por decisión del claustro, en septiembre, se consensuó trabajar con los 50 sin separación de disciplinas, para que todas y todos experimentaran todo y participaran en procesos comunes de creación sin separar los ámbitos artísticos. Realizada esa experiencia, se concluye que es imposible sacar adelante el proyecto con grupos tan masificados, y que siendo 200 niños y niñas será necesario para poder realizar todas las tareas precisas apoyar con diferentes tareas especiales. Así, se decide formar grupos más pequeños para tareas concretas y voluntarias. Grupos que trabajen cooperativamente y colaboren entre sí; 12 alumnos/as por sesión en cada taller, durante tres cuartos de hora.

 

Decidir una temática y co-crear un argumento

 

Con respecto a la temática a trabajar, el claustro toma una decisión: la Memoria, tema monográfico del centro, será el punto de partida. Así, cada grupo-clase o cada ciclo hará su aportación específica.

 

Tutores y especialistas irán haciendo el seguimiento y aportando desde distintas áreas aquello que consideren oportuno y enriquecedor para el proyecto común. Se trabajará en grupos cooperativos, nivel o internivel, colaborando todos con todos y consensuando juntos unos resultado coherentes y cohesionados.

 

La Memoria será un tema incluido en los distintos Proyectos de Aula y se tratará de forma transversal, transdisciplinar e interdisciplinar. El número de propuestas de ciclo y la forma de cohesionar las mismas para que formen un todo argumental se establecerá por consenso. Y es que la danza, como cualquier otra arte escénica, requiere de la construcción de un argumento que, en este caso, quedará en manos de los distintos Talleres de Escritoras y Escritores de cada nivel o ciclo.

 

Por otra parte, para que los talleres de danza y plástica escénica puedan centrar sus tareas necesitan que, lo antes posible, los grupos den a conocer las siguientes cuestiones: planteamiento, tiempo, espacio, personajes, acciones cotidianas, conflicto y desenlace.

 

 

La aportación de los diferentes especialistas enriquecerá mucho este proyecto

 

Cada especialización pensará la contribución que se puede hacer desde su materia, coordinándose siempre con las tutoras y tutores. Las familias podrán colaborar también en aquellos talleres que consideren oportunos. Y siempre que así se desee, se podrán preparar exposiciones de trabajos escolares tratando el tema desde cada especialización.

A partir de enero de 2018, mensualmente y durante tres sesiones, los grupos trabajarán por separado según especialidad, aunque compartiendo información entre ellos y coordinados siempre por la reunión de los lunes entre tutoras, tutores y Colectivo Lisarco. En una cuarta sesión el trabajo será conjunto, compartiendo y transformando con esa interacción lo que se viene haciendo por separado.

 

Dado que desde el taller de plástica escénica se están realizando instalaciones en diversos espacios del centro, esas instalaciones serán un espacio posible para realizar el resto de talleres. Asimismo, los resultados de ese trabajo grupal serán aprovechados durante las sesiones de “Danza en Familia”, de manera que todas y todos puedan familiarizarse con los espacios escénicos, transformándolos y recreándolos, y definiendo así poco a poco cuáles se llevarán al teatro donde tendrá lugar la función a final de curso.

 

A final del trimestre tendrá lugar una “acción contextual en tránsito” en la que participarán todas aquellas personas que así lo deseen. Se espera que este momento permita un mayor acercamiento al trabajo conjunto, incidiendo en la puesta en común y progresiva consolidación de lo que se viene trabajando a lo largo del proceso.

 

Co-crear en familia

 

Tal y como hemos visto hasta ahora, la comunidad educativa ya está en marcha, pero nos queda algo pendiente: hablar sobre la implicación de las familias que forman parte de la comunidad de Trabenco.

 

Por una parte, éstas han tenido ya una primera aproximación a Nuevos Creadores, a través de los talleres de “Danza en Familia” programados durante los sábados del primer trimestre de curso.

Por otra parte, se ha puesto en marcha la Comisión #TrabenCoCrea, que ha convocado a todas las familias para ir estableciendo acuerdos. Una de las primeras cuestiones abordadas ha sido la necesidad de poner en valor el carácter inclusivo del proyecto, y el trabajo de los/as bailarines/as con diversidad funcional, y evidente y probada capacidad artística, que están abiertamente luchando por su reconocimiento profesional. Y es que CEIP Trabenco de Leganés tiene una larga trayectoria como centro de inclusión educativa y valora la riqueza de la diversidad, así como la equidad de todas y todos.

Por otra parte, se es consciente de que Nuevos Creadores es una oportunidad para que aquellas personas que se comprometan con el proyecto puedan tener vivencias y experiencias ricas e interesantes. El producto final o resultado dependerá de las aportaciones que cada participante haga a la comunidad. Cuantas/os más seamos, mejor será. El entusiasmo colectivo será el alma de la pieza terminada. Es una aventura y un reto. Complejo pero no imposible. He aquí algunas de las cuestiones lanzadas desde la Comisión:

  • Las personas adultas y los/as niños/as han de decidir: ¿Qué quiero hacer?¿Qué puedo aportar? Puedo colaborar como co-autor/a, escritor/a, bailarín/bailarina, escenógrafo/a y espectador/a, experimentando con distintas especialidades artísticas y colaborando con los demás en un proceso de co-creación colectiva, en el que todas y todos, en igualdad,  somos imprescindibles.

  • Es imprescindible co-laborar, co-operar, co-crear, y aprender a co-ordinarse entre todos los miembros de la comunidad educativa, Colectivo Lisarco y los/as colaboradores/as externos, y hacerlo con rapidez. El proyecto está diseñado para que todas y todos tengan la tarea y el lugar que deseen ocupar.

  • Pero, para ello, cada persona tiene que pensar qué quiere aportar, proponerlo y juntos/as integrar todo. De esta manera toda la comunidad aprenderá y creará territorios y vínculos compartidos entre las personas participantes.

 

¿Cómo pueden participar las familias?

 

Cada cual ofrece sus saberes, habilidades e imaginación. A través de los “a rebatos” (lista de correos utilizada para comunicación interna) y la web reciben información de este blog abierto a intercambiar comentarios, sugerencias, propuestas, críticas… A partir de enero niñas, niños, profesorado y familias, si lo desean, se pueden ofrecer como reporteras/os o relatoras/es, aportando fotografías, textos, bibliografía, etc.

 

Se puede colaborar en los talleres que se irán poniendo en marcha y que coordinan tutoras y tutores, o aportar material natural y de desecho para elaborar las escenografías, así como ayudar en el transporte de distintos materiales.

 

¿Qué tipos de talleres van a ponerse en marcha?

 

 

Escritura:

 

Tutoras y tutores se encargarán del taller de escritoras y escritores, que tendrá a su cargo tanto la improvisación de historias que apoyen al guión que irán elaborando los grupos de niños y niñas, como crear carteleras, carteles, programas de mano, etc.

En los distintos ciclos, y a partir de enero, tutoras, tutores y relatora, se encargarán de la animación de la relatoría de niñas y niños; llamamos desde aquí a todas las fotógrafas o fotógrafos que puedan documentar y preparar una exposición fotográfica contando, al finalizar el proyecto,  el proceso seguido, la actuación, etc.

 

 

Música:

  • Personas que puedan tocar un instrumento durante los talleres de danza y plástica, para que estas disciplinas se hibriden con la música, participando los intérpretes también en los procesos de improvisación y cocreación de los grupos.

  • Personas dispuestas a improvisar o componer la música de la pieza de danza, y/o a interpretar el día de la función.

  • Personas que quieran organizar un coro para incorporarlo a la pieza final.

 

Escenografía:

  • Personas que quieran colaborar en la construcción de instalaciones, estructuras, maquetas o artilugios autómatas que se irán construyendo en el taller.

  • Personas con habilidad en el bricolaje, la construcción de instalaciones, arquitecturas, etc.

  • Personas voluntarias que colaboren en la elaboración de cajas escénicas para diseñar la escenografía mediante maquetas.

  • Personas voluntarias dispuestas a elaborar teatrillos y guiñoles para representar sombras con varillas.

 

Icaro (Colectivo Lisarco) coordinará aquellos talleres que pudieran surgir para enriquecer los aspectos escenográficos. Así, se crearán los siguientes talleres:

 

  • Taller de audiovisuales (fotografía, vídeo, diseño gráfico, técnicos de sonido y luces, etc.). En él podrán participar cámaras y técnicos/as de edición que puedan grabar y editar lo que los/as más pequeños realizan en la pieza de danza. Y es que una de las ideas podría ser, en vez de realizar una función final, proyectar una película con las intervenciones realizadas en el colegio y evitarles los nervios de la representación. Otra podría ser la de crear diapositivas que pudieran proyectarse durante la pieza de danza.

  • Taller de Máscaras, títeres y sombras chinescas.

  • Taller de Danza: en colaboración con Aiala o con Marta (Colectivo Lisarco) y los tutores y tutoras, participación en el taller que cada semana realizan con un pequeño grupo. Aiala coordinará, además, aquellos otros posibles talleres que pudieran ir generándose como apoyo a la danza (es el caso de la dramatización, la expresión corporal o el teatro).

  • Vestuario: personas que quieran colaborar en la confección del vestuario previa función final, así como personas que quieran colaborar durante la representación, apoyando los cambios necesarios en escena y actuando como regidores/as.

  • Además, se necesitarán voluntarios/as también para ocupar los puestos de electricistas, tramoyistas, maquilladoras/es, peluqueros/as, etc.

 

Además de todo lo anteriormente mencionado, serán bienvenidas nuevas propuestas, seguro oportunas y enriquecedoras. Cualquier persona puede sugerir aquello que le apetezca aportar, sea al proceso o al producto final. Y es que se trata de una creación colectiva que hacemos y decidimos juntos.

 

Por último, ya se ha marcado un calendario de sábados, por ciclos, de “Danza en Familia”. Y, conforme se vayan transformando los espacios del centro iremos organizando lo que llamamos “acción contextual en tránsito”. A través de ella tendremos ocasión de que toda la comunidad pueda incorporarse a la experiencia, y vivir, sobre la marcha, un proceso de co-creación actuando como protagonistas del mismo. Esas vivencias quedarán incorporadas al conjunto y cada cual tendrá ocasión de improvisar junto a los/as demás aportando su propio saber y habilidad; lo que vaya naciendo en cada grupo se reunirá, se compartirá y si así se decide de manera comunitaria, se integrará.