June 28, 2019

May 30, 2019

April 11, 2019

Please reload

Entradas recientes

Palabras corpóreas

February 14, 2019

1/2
Please reload

Entradas destacadas

CONSTRUYENDO "FUTURO"

November 10, 2017

Intentar funcionar sin seguir las normas propias de los “compartimentos estancos” no es tarea fácil en un sistema como el nuestro basado en los “separatismos” de clases, sexos, roles, papeles y funciones sociales. Para que “Nuevos Creadores” consiga lo que se ha propuesto, co-crear una pieza de danza colectivamente, es necesario avanzar en la creación de sentimientos de pertenencia y vinculación grupal. Ahora son dos grupos que coexisten en un mismo espacio, uno de ellos formado por artistas; el otro es más complejo porque encierra tres grupos en sí mismo, el grupo de personas adultas de una familia determinada, el grupo formado por el profesorado y el personal no docente, y el grupo de niños y niñas, dividido por niveles edad.

 

En un “sistema organizacional”, el principal objetivo de la organización es producir, crear, educar, etc. , es decir,  lo que Elliot Jaques (1917-2003) llama la “tarea organizacional”. El grupo-tarea coopera, colabora para conseguir juntos el resultado previsto, pero deben contar con un elemento no visible, aparentemente, pero siempre presente, “la dinámica inconsciente del grupo” y la “ansiedad inconsciente” (1951) que provoca el cómo va a terminar esto cuando el grupo se embarca en tratar de cooperar para conseguir lo que se ha propuesto: producir una pieza de danza sin que “nadie” marque el qué, cómo, pero sí el “cuándo”. Se va a representar el próximo mes de mayo ante el público. La comunidad educativa, de momento, no es consciente. El grupo de artistas, sí, y siente mayor ansiedad ante la lentitud en la puesta en marcha del proyecto.

 

La “ansiedad” inconsciente se produce por lo que Elliot Jaques llama “El tiempo de discreción“ que no es otra cosa que una medida psicológica de la responsabilidad de una persona, su capacidad de seguir adelante en un proyecto sin conocer su conclusión. El miedo es una emoción que proporciona mucha prudencia pero, también, mucho fracaso si paraliza y desilusiona. Las autoprofecías que haces cuando interpretas ciertos momentos del proceso pueden echar a rodar el proyecto.

 

Jonh Elliot, en 1990, me enseñó de la mano de Handy a mirar dentro de la escuela. En “La investigación en acción en educación” plantea:

 

“Las tentativas de los gobiernos centrales para controlar burocráticamente los procesos de escolarización mediante la definición y normalización de sus entradas y salidas conduce a una forma de organización que HANDY (1984) ha descrito como cultura del rol: "La 'idea de organización' .que está detrás de este tipo de organización consiste en que las organizaciones son conjuntos de roles o puestos de trabajo, unidos de manera lógica y ordenada de forma que despachen el trabajo de la organización. La organización es una pieza de ingeniería, en la que un rol se apila junto a otro, y una responsabilidad está ligada a otra responsabilidad. Los sujetos son 'ocupantes de rol' con descripciones del trabajo a realizar que cumplen los requisitos del rol y de su entorno. Las comunicaciones en estas culturas están formalizadas, como lo están los sistemas y procedimientos. Los distintos tipos de memorandum van de rol a rol (Jefe del Departamento X al Delegado General) y se transmiten a los roles, no a los sujetos. El lugar abunda en procedimientos para cada eventualidad encerrados en reglamentos y libros de organización. Existen normas, controles de calidad y procedimientos de evaluación. Todo está organizado y gestionado en vez de dirigido".

 

 

 

“Esta forma de organización escolar facilita el control técnico sobre los procesos de aprendizaje con el fin de alcanzar determinados objetivos. El creciente dominio de la cultura del rol en las escuelas se basa en la perspectiva de que la práctica profesional es una cuestión de racionalidad técnica. Puede compararse con otra forma de organización profesional descrita también por HANDY, la cultura de la persona: "La cultura de la persona pone en primer lugar al sujeto y hace de la organización un recurso de apoyo para los talentos de los sujetos… La 'idea de organización' subyacente a esta cultura consiste en que el talento del sujeto es importante sobre todo y que debe ser auxiliado por algún tipo de organización mínima. No hace uso de la palabra 'organización' sino que busca toda suerte de palabras alternativas (práctica, cámaras, asociación, facultad, etc.), ni se refiere a gerentes, sino a secretarios, tesoreros, administrativos, etc., de manera que los gestores de estas organizaciones están situados siempre en categorías de nivel inferior que los profesionales… Las estrellas, agrupadas descuidadamente en constelaciones, son la imagen de esta cultura". Esta forma de organización ha dominado en las instituciones académicas en el pasado. Es muy congruente con la idea de la enseñanza como un oficio basado en el conocimiento-en-la-acción intuitivo, tácito. A partir de esta cultura, surge la consideración que los profesores hacen de sí mismos como expertos autónomos que no pueden tolerar interferencias externas con su juicio individual. Se trata de una cultura que en la actualidad está siendo maltratada por la aparición de una cultura del rol destinada a facilitar el control político y burocrático del proceso de escolarización“.

 

La cultura de la tarea

 

Hay una tercera forma de organización, citada también por HANDY y por Elliot que nos permite mirar mejor a los componentes de Nuevos Creadores: la cultura de la tarea. "La cultura de la tarea evoluciona como una respuesta a la necesidad de una forma de organización que permita cambiar de una manera menos individualista que la de una cultura de club y más rápidamente que una cultura de rol. La 'idea de organización' de esta cultura consiste en que un grupo o equipo de talentos y de recursos deben aplicarse a la ejecución de un proyecto, a la resolución de un problema o al desarrollo de una tarea. Es la cultura preferida por muchas personas competentes, porque trabajan en grupos, compartiendo tanto las técnicas como las responsabilidades; trabajan constantemente frente a nuevos desafíos, porque cada tarea es distinta y así se desarrollan y se entusiasman entre sí. La cultura de la tarea es una cultura habitualmente cálida y amigable porque está edificada en torno a grupos cooperativos de compañeros sin un exceso de jerarquía. Hay planes más que procedimientos, y revisiones de procesos más que evaluaciones. Estas culturas se desarrollan en situaciones en las que el cometido de la organización consiste en la resolución de problemas".

 

 

 

El desafío que enfrentan los y las participantes en Nuevos Creadores requiere no empeñarse en mantener identidades oficiales, propias de la cultura de la persona, no colisionar con el desarrollo de culturas del rol, y apoyarse en la esperanza de promover la resolución cooperativa de los problemas mediante la comunicación libre y abierta entre los prácticos individuales.

 

La “falta de tiempo” para la reflexión y el diálogo empuja a seguir inconscientemente la cultura del rol impuesta por los poderes político burocráticos que intentan institucionalizar culturas de tarea en las escuelas. Como afirma HANDY, la organización logra el éxito no por la adopción de una forma pura, sino por la adecuada mezcla.

 

La organización de los talleres y agrupamientos

 

Para la organización inicial del centro, lo más sencillo ha sido hacer agrupamientos de ciclo y utilizar para el proyecto la hora de Educación Física con el consentimiento de la especialista. La coordinación con el profesorado presente en cada sesión ha podido ser muy escasa, y niñas y niños necesitan una andadura para entender en qué consiste esta actividad, a la que llegan muy motivados y contentos, pero sin tener claro si se trata de jugar, bailar, divertirse, aprender... Las sesiones son de 15.00 a 16.15 h. Vienen del recreo de mediodía. Tutoras, profesoras y los miembros del Colectivo Lisarco, en esas sesiones tuvieron que dedicar mucho tiempo a irles haciendo caer en la cuenta. ¿En qué consiste este proyecto?¿Cómo se iban a organizar los talleres?¿Qué tenían que hacer ellas y ellos en estos Talleres? Son muy participativos. Preguntan, proponen, expresan sus conocimientos. Los diálogos colectivos y asambleas se hacen muy largas, y es normal que se produzca cierta movilidad, diálogos entre ellos, y un alto nivel de ruido. Desde mi punto de vista la única violencia presente es la que ha producido la “masificación”.

 

Las sesiones han sido muy ricas. La participación de niñas y niños casi total y con pocas resistencias, en general y ningún signo de rechazo abierto a la participación. Unos ciclos con más tranquilidad que otros. Influyen las edades, sin duda, y cómo llegan en días determinados. Ignoro lo que se habla en las asambleas previas, y la predisposición con que llegan. Detecto que las mayores dificultades han aparecido habitualmente en el ciclo medio.

 

Conforme se han detectado problemas, desde el Colectivo Lisarco se ha cambiado el plan de acción tratando de mejorar la organización del taller. Me consta que también en las aulas se ha abordado la situación y tutoras y grupo-clase han analizado la situación reflexionando acerca de cómo mejorar las sesiones. Se que  ha sido posible intercambiar opiniones entre Colectivo y tutoras, en conversaciones de pasillo. Así, de la evaluación de las dos primeras semanas se han llevado a cabo varias mejoras: 1, organizar una sesión de relajación a cargo de Marta y Javier cuando entran al gimnasio, después de quitarse los zapatos. 2, desdoblar el grupo y utilizar dos espacios diferentes, el gimnasio y el aula de música. 3, incorporar a la relatora para que intervenga con uno de los grupos junto a Marta, facilitando la autonomía de esta y su participación más activa en un espacio más acogedor, menos ruidoso y con un número menor de niñas y niños, mientras se espera la incorporación de algun padre o madre. 4, hacer propuestas de danza más estructuradas y dirigidas, para ir abriéndose hacia propuestas donde haya mayor iniciativa e improvisación por parte de niñas y niños. 5, transmitir por escrito a dirección una somera descripción de medidas a tener en cuenta para organizarse desde aquí hasta enero teniendo en cuenta los pasos a dar para poder contar con la elaboración de un guión, la presencia de músicos, y unas experiencias que permitan a los participantes repensarse cómo quieren cada cual participar y colaborar en el proyecto. 6, como las sesiones están siendo grabadas en vídeo y audio y pretendemos hacer un seguimiento público del proyecto se ha vuelto a pedir que con urgencia procedan a darnos una autorización por escrito que todavía no ha recibido el Colectivo Lisarco aunque insistentemente lo ha solicitado.

 

Organización de las sesiones

 

Desde el uno de octubre se han celebrado, de lunes a jueves, talleres con niños y niñas. Lunes, primer ciclo de primaria; Martes, 3º y 4º; Miércoles 5º y 6º y los jueves las niñas y niños de cuatro y cinco años. Las niñas y niños de tres años, de momento, en periodo de adaptación, solo han participado un sábado con sus familias. Cada día 50 alumnas y alumnos.

 

 

 

La profesora de Educación Física participa en todas las sesiones. Diariamente intercambia información con Aiala. Suele ir tomando notas. La relatora pretende que personas adultas y las y los pequeños se vayan incorporando a la relatoría haciendo sus aportaciones, y que sea posible una autoevaluación y coevaluación formativa y continua. Invitó a la profesora de Educación Física a intercambiar notas entre ambas. Las sesiones se vienen grabando en vídeo y audio. También se va recogiendo un reportaje fotográfico. Suelen venir las dos tutoras, o se alternan. Pero tutores y especialistas, de momento, no tienen marcadas unas tareas específicas, y permanecen en las sesiones apoyando a niñas y niños y facilitando que atiendan y se centren en las propuestas. Les acompañan a veces, estudiantes en prácticas.

 

A cada sesión han acudido tres personas fijas del Colectivo, Aíala, Icaro y Marta, y la relatora. Dos días a la semana contamos con Javier, y un día con Marcos. Los músicos no se pueden incorporar al proyecto hasta el mes de enero.

 

Los desdoblamientos

 

Las dos últimas semanas se han venido desdoblando los grupos. Rotarán de manera que la totalidad participe en el mismo tipo de actividades. La mitad ha pasado al aula de Música con Marta y Alicia, la relatora. Ellas se han encargado de centrar la atención infantil en reflexiones sobre el arte, la creatividad, la emoción, la conciencia personal, la autoobservación, dependiendo de las edades. Se irán realizando más adelante improvisaciones de historias con el fin de ir provocando la creación colectiva de un guión que sirva de base a partir del mes de enero a las actividades de música, danza y escenografía. Se han realizado diversos juegos cooperativos y de improvisación. Y en algunas sesiones han contado con la colaboración de una abuela de unos niños del cole que se ha ofrecido, mientras se organizaban las comisiones, a echar una mano con los más pequeños, los jueves y los lunes. Se trata de una especialista en educación infantil, psicomotricista y especialista de música, que está jubilada. La otra mitad ha permanecido en el gimnasio con Aíala e Ícaro haciendo danza y escenografías y en ciertos momentos actividades conjuntas.

 

Se inicia el mes de noviembre esperando que se vayan incorporando los miembros de las familias, fluya la coordinación entre aulas y sesiones de taller y todas y todos se vayan sintiendo protagonistas del proyecto Nuevos Creadores. Con los dos siguientes post pretendo dejar cerrada mi análisis del proceso que se viene siguiendo. Seguiremos contándoos como fluyen las cuestiones. Espero que mi relato os haya ofrecido pistas para resituaros como observadores del mismo y os pido que comentéis, sugerais, preguntéis. Es nuestro deseo haceros partícipes y participantes.  

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags