June 28, 2019

May 30, 2019

April 11, 2019

Please reload

Entradas recientes

Palabras corpóreas

February 14, 2019

1/2
Please reload

Entradas destacadas

NOS ESTÁBAMOS BUSCANDO

October 20, 2017

 

El Colegio Público Trabenco de Leganés es una comunidad educativa que tiene los rasgos fundamentales que el Colectivo Lisarco pensó serían necesarios para esta primera experimentación en un centro ordinario público.

 

Trabenco es una comunidad educativa a la que Colectivo Lisarco admira por su historia y devenir. En Trabenco han apostando siempre por la activa participación de todas y todos, la diversidad, la inclusión, la organización cooperativa y el diálogo. Y Colectivo Lisarco se siente cómplice de esta Comunidad Educativa que construye nuevas realidades de modo cooperativo y solidario.

 

Es la primera experiencia colaborativa con y en un centro educativo ordinario a lo largo de todo un curso escolar, y Colectivo Lisarco cree que pueden aprender y enseñar mucho junto a ellos, y gracias a ellos, sobre el arte comunitario, los procesos de creación colectiva y las prácticas artísticas colaborativas.  

 

Un colegio que apuesta por la diversidad y la inclusión

 

Hay un aspecto que da clara seña de la gran cercanía que existe entre Colectivo Lisarco y Colegio Trabenco: el colegio Trabenco tiene una larga trayectoria en la atención al alumnado con necesidades educativas especiales y entró a formar parte del programa de integración, cuando este aún se encontraba en fase experimental.

Desde el curso escolar 2002/2003 es centro de atención preferente para alumnos con Trastornos Generalizados del Desarrollo. Las NEE ́s más frecuentes están vinculadas a Trastornos por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) y Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD). Dicen: “el número significativo de TDAH en el centro nos lleva a dar una respuesta muy organizada para atender esas necesidades individualmente y en los grupos en los que trabajan”.

 

Colectivo Lisarco valora los Objetivos generales del PEC de Trabenco como garantes de la consistencia que puede tener esta colaboración

 

  1. Formar personas con recursos, autónomas, con mentes curiosas, reflexivas, capaces de aprender por sí mismas.


  2. Desarrollar prioritariamente los contenidos relacionados con valores y actitudes sobre los puramente académicos, con especial hincapié en el valor del grupo y en el respeto a la diferencia.

  3. Desarrollar un ambiente agradable y satisfactorio para todas las personas que conforman la Comunidad Educativa.


  4. Fomentar la comunicación, el respeto y la convivencia entre todas las personas que asisten al centro.

  5. Establecer mecanismos organizativos compartidos, colaborativos, negociadores, abiertos y críticos entre padres/madres y profesorado.


  6. Potenciar una escuela abierta que suponga vivenciar el entorno natural y social y el establecimiento de relaciones con estas realidades.

 

Colectivo Lisarco quiere destacar los rasgos de identidad del Proyecto Educativo de Trabenco como reforzadores de la coherencia

 

  1. Libre expresión y creatividad

  2. Actitud crítica

  3. Responsabilidad y solidaridad

  4. Valoración de la diversidad- Una escuela para todas y todos.

  5. Aprender investigando

  6. Gestión democrática y participativa

 

Colectivo Lisarco valora mucho las características del profesorado que conforma e implementa este Proyecto Educativo, y que se sintetizan en una serie de rasgos

 

1.- Asume y defiende valores de emancipación. Un valor necesario es la libertad, entendida como la posibilidad de elegir y decidir sin presiones ni recortes burocráticos. Libertad que desemboque en autonomía en la gestión del centro y de las aulas, en los que el colectivo de maestr@s y niñ@s desarrollen las opciones educativas que mejor convengan a sus intereses.

2.- Es práctico y reflexivo. La reflexión en la acción y sobre la acción requiere una actitud investigadora, que permita al profesorado aprender de su propia experiencia.

3.- Crítico, consciente de que las decisiones que se toman en cualquier ámbito de la escuela, desde las decisiones interpersonales y de aula como en el centro y fuera de él, son decisiones con una fuerte intencionalidad.


4.- Solidario y cooperativo, que comparte los problemas y los hallazgos, las penas y las alegrías, las habilidades y las dificultades. En definitiva, estableciendo una cultura de la colaboración.

5.- Es mediador del saber, creador de escenarios en el aula y la escuela que faciliten la construcción del conocimiento.

 

Otra característica muy valorada por el Colectivo Lisarco ha sido su habitual funcionamiento por Talleres de Ciclo

 

En Trabenco funcionan habitualmente los talleres como espacios para desarrollar la creatividad y la experimentación, dando cabida en ellos a múltiples lenguajes. Se desarrollan en todos los ciclos, con grupos heterogéneos y reducidos, formados por niñas y niños de ambos niveles para permitir la interrelación y cooperación entre todos los alumnos/as del ciclo.

En su diseño y realización participan padres y madres. El número de adultos que dirigen el taller permite organizar pequeños grupos y atender de forma muy cuidada las necesidades de cada niño. A los talleres se incorpora, cuando se considera conveniente, los maestros de apoyo, acompañando a los niños con necesidades educativas especiales o dinamizando el grupo  al que se incorporan.

 

Niñas y niños agentes activos y participantes

 

La no-directividad propia del estilo del Colectivo Lisarco en las sesiones de creación colectiva, en el Colegio Trabenco, es de esperar que tenga una respuesta muy activa por parte del alumnado participante.  Son niñas y niños acostumbrados a dialogar, proponer, tomar iniciativa, consensuar, repartir tareas, asumir responsabilidades.

El centro establece una real participación infantil en la gestión y toma de decisiones y fomenta la existencia de foros de debate y ámbitos de decisión de los alumnos, en coherencia con los establecidos para los adultos, integrándolos de modo funcional y real en la vida cotidiana del centro.

Dentro de cada aula se eligen responsables, rotativos diaria o semanalmente según los casos, para desarrollar diversas tareas necesarias para la organización y el bienestar del grupo-clase y el cuidado del “hábitat” más cercano (elaborar la agenda grupal, cuidar las plantas, informarnos de la fecha y el horario del día, anotar quién no ha venido a clase, traer la fruta para que todos almorcemos en el recreo, informar a los demás del menú del comedor, velar por la recogida y el buen uso del material que usamos, velar por el uso adecuado del agua y el ahorro energético...).

 

Pero también existen responsabilidades en el contexto del centro y desarrolladas por niños, lo que constituiría un segundo nivel de responsabilidad e implicación (pasar la lista de asistentes al comedor, encargarse del reciclaje de papel en zonas comunes, encargarse de la guardería en las asambleas de adultos, repartir el correo interno, preparar la cama para la relajación de los más pequeñines, gestionar el armario de materiales de juegos de patio comunes...).

 

El tercer nivel de responsabilidad y participación activa en lo colectivo lo constituyen la Junta de niños y los Comités de niñas y niños (biblioteca, revista y medioambiente). En cada clase de primaria se eligen democráticamente representantes para participar en estos órganos (la participación de los niños de infantil tiene un carácter más puntual), los cuales se reúnen periódicamente para debatir propuestas elevadas desde las asambleas de aula, proponer normas o soluciones a los problemas cotidianos de convivencia, proponer y coordinar iniciativas concretas que tengan que ver con sus ámbitos de actuación, etc.

 

Su funcionamiento asambleario hace suponer que en las sesiones con Colectivo Lisarco el funcionamiento vaya a ser muy fluido. Las costumbres y hábitos interiorizados de las niñas y niños deben tenerse en cuenta en el diseño de las sesiones, así como la organización democrática, con sus cauces, a la hora de integrarse el Colectivo Lisarco en el centro.

 

Otros importantes aspectos en los que convergen ideas y prácticas del Colegio y el Colectivo

 

La evaluación para esta comunidad educativa es una forma de aprender, de conocer.
 La evaluación que realizan es 
integral, 
formativa, continua e 
individualizada.

  • Coevaluación: compartida por todos los agentes.

  • Autoevaluación: la visión del propio niño/a sobre su propia evolución, aporta una información sin la cual dicha visión sería incompleta.

  • La evaluación externa, realizada por maestros/as y especialistas, así como por la familia del niño/a, es fundamental para obtener una visión completa de los indicadores marcados en cada fase del proceso.

Otro aspecto compartido por Colegio Trabenco y Colectivo Lisarco es la utilización de la investigación-acción como medio para detectar problemas y hacer algo para solucionarlos. En el colegio, para evaluar la marcha del centro, valoran el proceso de formación permanente de equipos de profesores/as coordinados y cooperativos, en los que la investigación-acción sea la herramienta fundamental para ir avanzando en la toma de decisiones consensuadas desde lo pedagógico.

 

 

Comunidad: espacio móvil

 

Nancy, J.L. (2000) concibe la comunidad como espacio móvil y mutable en la que las identidades que interaccionan en ella están siempre en negociación, en un proceso continuo de ser formadas y transformadas a través de encuentros con los otros.

 

Habla Aiala, del Colectivo Lisarco: “Iniciamos el proyecto abiertos a crear vínculos entre todos y todas las participantes, dialogantes, cálidos. Hay que adaptar horarios, sabemos que entramos al centro alterando la marcha habitual. El modo más sencillo de organizar inicialmente ha sido echar a andar las primeras sesiones con la totalidad de niños y niñas que conforman cada ciclo, 50 por grupo. Conforme vayamos estableciendo contacto con los diversos estamentos, se cree la Comisión, etc. iremos funcionando así, pero, esperamos llegar a acuerdos más ventajosos para niños y niñas evitando la masificación. Agradecemos la generosidad de la profesora de Educación Física facilitando su hora vespertina y el espacio del gimnasio. Agradecemos la presencia y acompañamiento de las tutoras durante las sesiones con Colectivo Lisarco sin que, aún a estas alturas, hayamos podido hablar lo suficiente para ir estableciendo pautas comunes. Han sido muy eficaces y productivas las reuniones con el equipo directivo. Y la invitación a participar en la Junta y contar el proyecto ha sido un gran paso adelante en el camino que tenemos que recorrer para llegar a encontrarnos con todas las voluntarias y voluntarios que desde la comunidad educativa deseen implicarse más a fondo con el proyecto... Pequeños pasos que configurarán el inicio de un camino que iremos decidiendo entre todas y todos”.

 

“Si me lo dices, lo olvido;

si me lo enseñas, recuerdo,

si me involucras, aprendo”.

 

Benjamín Franklin

 

 

Los profes co-crean: así transcurrió la Primera Sesión práctica con el profesorado


Hablando llegamos a acuerdos, organizamos espacios y tiempos. Bailando interiorizamos la esencia de esta experiencia. Dejamos vía libre a la expresión y la comunicación corporal. El espacio vacío, y el cuenco-calabaza contiene agua y pétalos. Sobran las palabras. En silencio. Nuestros cuerpos, escuchan, hablan, dialogan, interactuamos, nos observamos, nos imitamos, aprendemos y enseñamos en un círculo en torno a media calabaza que va a provocar nuestras respuestas. Estamos abiertos, perceptivos, fluimos, atentos a nuestro cuerpo, y dejamos que la emoción y el sentimiento nos guíen. Nuestra observadora interna, la conciencia despierta. Danzando vamos, cada cual a su ritmo, inventando "mi" camino, hacia los objetos que quedaron ordenados en un rincón. Elegimos, optamos, tomamos uno o varios y creamos bellas combinaciones cambiantes. Surgen espacios que sugieren. Traemos, portamos, colocamos, recolocamos. Transformamos entre todos el espacio y nos valemos de los objetos para contar historias sin palabras. Surgen mundos, nuevos espacios, nuevos escenarios. Buscamos nuevas armonías volumétricas e inventamos personajes que las habiten. Quien llega a ese espacio, lo transforma para que se acomode a "su" deseo. Aparentemente absurdas, juntando, separando, amontonando o alineando objetos que no tenían relación aparente creamos esculturas y escenografías que evocan, sugieren, y se transforman en espacios para ser habitados. Y los habitamos. Hacemos "mío" lo que es "nuestro", una escenografía participativa y participante porque evoca y sugiere nuevas historias. Y dentro de cada uno, al situarse en el espacio creado entre todos, se despierta un personaje que lo quiere hacer suyo, y hace eso que quiere y lo cuenta bailando. Cada objeto se transforma en significado subjetivo al servicio de la propia subjetividad mientras nacen identidades subjetivas. Ha llegado el tiempo de separarnos y comentamos lo que hemos vivido y nos preguntamos cómo van a reaccionar las niñas y niños, si será ésta una experiencia adecuada para ellos, si serán capaces de incorporarse a un proceso sin normas ni límites, sin autoridad.

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos